Ver perfil

Una singular Bendicion Patriarcal a una niña con Síndrome de Down

Una singular Bendicion Patriarcal a una niña con Síndrome de Down
Por Hernán Felipe Toledo • Publicación #7 • Visualizar online
Emocionante historia que nos muestra la protección de Dios.

No podía entender el porqué nuestra hija había nacido con síndrome de Down, tanto mi esposa como yo, éramos miembros fieles de la Iglesia, participábamos activamente, dábamos nuestras ofrendas con alegría, ambos servimos misiones honorables y nos habíamos sellado en el Templo, ¿entonces?
¿Por qué el Padre nos enviaba éste enorme desafío? ¿Cómo es que íbamos a educar y a enseñar las verdades del Creador y de la vida a una niña con una discapacidad mental?
La respuesta fue llegando lentamente con el paso de los años, al ver la inmensa bondad e inocencia de nuestra hija, quien no podía entender conceptos como ‘malo’ o ‘pecado’ y que solo entendía de caricias y risas…
Aún cuando en la semana por lo regular era muy inquieta, parecía que intuía que el edificio de reuniones dominicales era un lugar especial, pues sorprendentemente guardaba silencio al tomar los sacramentos y escuchaba con atención los discursos.
La respuesta final nos llegó el día en que pedimos al patriarca que le diera la bendición patriarcal a nuestra hija, al principio pareció desconcertado de dar una bendición a una niña con Down, pero muy gentilmente nos citó para esa misma tarde.
Al poner sus manos sobre la cabeza de nuestra hija, y empezar a pronunciar la bendición, de pronto guardó silencio por unos momentos, y le dijo:
“Querida hermana, el Espíritu de Dios me inspira a declararte el por qué de tu estado;
Tú fuiste uno de los espíritus grandes y nobles que apoyaron el Plan de Jesucristo y que lucharon en contra de Lucifer y le vencieron. (Véase Apoc.12)
Aún más, fuiste tú uno de los espíritus designados para expulsarlo de los cielos, y él en su rabia, juró que te haría pecar en esta tierra y te arrastraría a la condenación.
Pero Nuestro Padre Celestial te protegió al venir a este mundo, dándote un cuerpo incapaz de pecar y una mente que solamente puede entender el bien, para que puedas regresar sin mancha a su presencia y ocupar tu lugar a su diestra…”
Al tener en nuestra familia una niña especial, una hija así bendecida desde la sabiduría de Dios y para nuestro crecimiento, ahora podemos percibir de una manera singular la oportunidad que nos da Dios de cuidar un ángel en la tierra.“
Autor: De iniciales C. A. R.
¿Te ha gustado?
Hernán Felipe Toledo

Lista de correos, mensajes, artículos y noticias de La Iglesia de Jesucristo - EnlaceDeFe.org

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Hernán Felipe Toledo.
Huelen 10, Providencia